Didactica del Juego

Ha sido una opinión establecida de que primero se han de aprender las destrezas básicas (gestos técnicos) de forma aislada. Simples ejercicios motores situaban la destreza técnica separada en el núcleo de un ejercicio como tarea repetitiva. Únicamente en una segunda fase de aprendizaje se entrenaba aplicaba a las situaciones de juego. Este método de aprendizaje de lo aislado a lo complejo, cuyos defensores afirman que unas condiciones cercanas a la competición “son inapropiadas para el aprendizaje correcto de una sucesión de movimientos dado que el principiante se acostumbra fácilmente a errores de movimiento los cuales son difíciles de eliminar mas tarde”, descansa sobre la suposición de que el comportamiento de juego esta formado por la suma y acumulación de componentes técnicos, tácticos, físicos y psíquicos sueltos. No se tiene en cuenta que en el aprendizaje analítico y aislado de sucesiones motoras necesariamente se interiorizan técnicas de comportamiento que difieren de las requeridas en el comportamiento motor de la competición. Entonces las formas de juego competicionales difícilmente podrán alcanzar su verdadera meta, ya que implican que se adapte la atención de la técnica especifica de la ejecución motora a su aplicación deportiva.

Otras corrientes más modernas ya consideran en parte estas reflexiones y utilizan métodos de entrenamientos cercanos al juego en la base de la instrucción técnica, táctica y de condición física. Sin embargo persiguen una estrategia mixta, ya que todavía se enseña de forma fragmentada y con muchas interrupciones.

No obstante, el juego del futbol continuamente ofrece situaciones variadas. Estas situaciones exigen una percepción individual y un enjuiciamiento de la situación para elegir la aplicación de una destreza técnica como medio táctico. Al individuo solo en esta actual situación de juego le parecerá prometedora dicha ejecución específica de ese gesto. A través de la continuación de la situación de juego (éxito-fracaso), inmediatamente después recibirá un Feeback que aumentara su experiencia.

La nueva didáctica de juego basada en las situaciones entiende el comportamiento de juego como un elemento de aprendizaje global, que depende de la situación y en el cual los factores técnicos, tácticos, físicos y psíquicos aparecen con características diferentes pero siempre juntos.

La didáctica de juego basada en las situaciones propone el pequeño juego de equipo reglamentado como forma básica del entrenamiento, cuya continua evolución, exige al individuo requisitos motores y sobretodo psicológicos en la situación que se esta desarrollando. De esta manera se cumple un principio de la enseñanza según el cual lo mas importante para jugar bien al futbol no es como se ejecuta correctamente una acción desde el punto de vista técnico y táctico, sino que se actúe de forma prometedora en cuanto a la situación, o sea de modo difícilmente previsible para el contrario.

Este principio de enseñanza se separa de la “serie de juegos metódicos” propuesta por Dietrich en 1978, la cual se apoya en resultados analíticos del juego, y se fundamenta en la conexión del jugador con el entorno real del juego, y en la aplicación metódica de determinadas reglas de juego para provocar de forma selectiva distintas capacidades técnicas, medios tácticos y formas de comportamiento o también capacidades de condición física dentro de la ​organización fija del juego de equipo.

Sus VENTAJAS Se pueden resumir en los 6 puntos siguientes:
1. El jugador se encuentra en una situación compleja de aprendizaje, similar a la competición, que contiene una motivación bastante superior debida al pensamiento implícito en la competición. Este modo de instrucción evita en gran parte el efecto destructivo para la idea de equipo y el aprendizaje de determinados comportamiento de juego que comportan las sucesiones de ejercicios repetitivos y con muchas interrupciones. 
2. El juego “vive” a pesar de la provocación hacia unos determinados comportamientos de juego, cada jugador se acostumbra a ocuparse del desarrollo del juego actuando de forma creativa y contribuyendo a la construcción del juego en el trascurso del mismo.

3. De esta manera se pueden concienciar y entrenar de modo selectivo algunos puntos esenciales en el aprendizaje, como por ejemplo “el momento sorpresa como medio táctico”, los cuales hasta ahora se encontraban en una categoría inferior o ni siquiera figuraban en los ejercicios y temáticas de aprendizaje a pesar de ser muy importantes para el futbol.

4. Cada jugador posee una predisposición individual de moverse y comportarse, en función de la cual intenta resolver las situaciones a su manera. La realización personal de movimiento, libre y rápida, encuentra aquí posibilidades más favorables de progresar.

5. A través de las formas fijas de organización, los jugadores se orientan rápidamente en su entorno competicional, y se adaptan mas fácilmente al desafío de una modificación de las reglas que pretende resaltar elementos técnicos, tácticos o de condición física.

6. Las correcciones que sean necesarias se pueden explicar y aclarar en las situaciones reales de juego. La corrección individual es más efectiva si se realiza en las situaciones de juego. Se pueden ofrecer alternativas que estén orientadas en dichas situaciones, permitiendo que el jugador pueda efectuar varias repeticiones sin que las correcciones sean molestas para el desarrollo del juego. 

El principio de la didáctica de juego basada en las situaciones se concreta en experiencias del llamado “futbol de la calle”, en el cual se encontraban niños y adolescentes formando equipos de modo espontáneo para jugar “simplemente a futbol”, según unas reglas propias prestadas del deporte futbol, en lugares con poco trafico, en patios o en uno de los muchos campos libres e inutilizados, con pelotas grandes o pequeñas, de trapo, goma o cuero, y de esta manera adquirir ellos mismos individualmente, experiencias, conocimientos y capacidades.

Estos pequeños partidos de futbol callejero, con reglas adaptadas y con una valoración propia de los goles, permitían sobretodo al principiante experimentar el principio del aprendizaje por descubrimiento que en la actualidad esta sobradamente reconocido, facilitando encontrar de forma individualizada la ejecución motora más prometedora y la solución a la situación.​

Para el aprendizaje de un buen comportamiento de juego, se pueden copiar otros elementos importantes de estos juegos infantiles propios de una época en la que numerosas personalidades pequeñas y grandes marcaban el futbol de forma efectiva:​
  • Frecuente repetición de determinadas sucesiones de movimiento y forma de comportamiento dentro de su situación situativa. 
  • Libertad individual de comportamiento a través de la posibilidad de solucionar la situación de manera diferente.​ 
  • El principiante no se siente desbordado debido a aprendizajes o a comport​amientos de juego complejos con sus múltiples desafíos. 

Si el futbol de la calle como posibilidad de entrenar comportamientos de juego en relación a su aplicación, era capaz de desarrollar tanto medios técnicos y tácticos como factores condicionales y psíquicos, y los métodos sobre ejercicios simples y complejos, que aun hoy en día se utilizan y enseñan en numerosas ocasiones, llevaban hacia un déficit de comportamiento de juego individual y creativo, entonces es necesario establecer una relación directa entre la oferta de ejercicios y el desarrollo de la personalidad.

Sin embargo, esta relación entre la oferta de ejercicios y la evolución individual de la personalidad (del jugador), es de primordial importancia para la enseñanza del fútbol.



En Relación con el ENTRENAMIENTO GLOBAL

El Entrenamiento Global es un método de trabajo integrado con los diferentes factores que componen el juego, y que esta desarrollado a través de ejercicios con determinadas características, jugando con:
  • El espacio donde desarrollar la tarea, 
  • El tiempo que demos al juego, 
  • Las relaciones numéricas diferentes, 
  • La sucesión de toques al balón, 
  • Las reglas que imponemos en función de los objetivos que queremos conseguir. 
Un jugador tiene que poder decidir, pensar y ejecutar. Uno de los factores a tener en cuenta de manera primordial, es "La Inteligencia de Juego", y en particular la concentración. De ella depende, en la mayoría de las ocasiones, el éxito en la toma de decisiones.

La concentración de los jugadores se entrena creando ejercicios en los que se vean obligados a pensar, a comunicarse entre si... ejercicios con complejidad creciente que los obligue a una concentración exigente, que consiga mejorar su eficacia en relación al juego.



En Relación con EL MODELO DE JUEGO

Las dimensiones o los diferentes aspectos que forman el fútbol precisan ser jerarquizados a la hora de la planificación. El entrenamiento de fútbol debe cobrar una importancia extrema a nivel táctico, tratando todos los aspectos que el entrenador pretende que ocurran en los distintos momentos que el fútbol posee:

Fases
- Fase Ofensiva.
- Fase Defensiva.

Transiciones
- Transición Defensa-Ataque.
- Transición Ataque-Defensa.

Y en las diferentes circunstancias que pueden darse dentro de un terreno de juego, en los dos ámbitos distintos:

El Ofensivo en Ataque.
- Ataque Combinativo.
- Ataque Rapido-Directo.
- Contraataque.

El Defensivo en Defensa. 
- Presión.
- Presencia Intensiva.
- Temporización.

De ahí, la extrema importancia del entrenador de tener una cultura táctica claramente definida en cada uno de los momentos, circunstancias y ámbitos del juego. Basándose en ella para dar la máxima coherencia al proceso a seguir y a la operatividad necesaria para conseguir la concepción de juego de su equipo:

Táctica General: Comportamiento Ataque / Defensa.
Táctica Posicional: Comportamiento según demarcación.
Táctica Situativa: Comportamiento según la situación de juego.

Para el entrenador de fútbol la principal referencia para desarrollar el trabajo táctico en un equipo es el modelo de juego. Para que un equipo posea una identidad clara se debe saber a lo que se "aspira" y que realizar para conseguirlo.

El entrenador de fútbol, partiendo de su propia concepción, debe adoptar un dispositivo posicional de los jugadores en el terreno de juego (sistema de juego), un método de juego ofensivo y un método de juego defensivo, incluyendo los patrones de juego, esquemas tácticos y acciones de solución de las situaciones de juego.



EL SISTEMA DE JUEGO

Esta concepción de juego, debe atender a las capacidades y características de los jugadores del equipo. Solo así, se podrá maximizar su potencial individual y el del equipo en su conjunto.
Publicar un comentario en la entrada